“Una cosa te falta…”. 150 jóvenes que sí la tienen: amor a las misiones





Más de 150 jóvenes se han reunido este fin de semana en la casa de ejercicios San José de El Escorial con el objeto de dedicar un espacio y un tiempo a reflexionar sobre la dimensión misionera en la vida del cristiano. Bajo el lema “Una cosa te falta”, se ha desarrollado este XIV Encuentro Misionero de Jóvenes en el que muchos de los jóvenes participantes, venidos de unas 30 ciudades españolas, han tomado parte en charlas, reflexiones, diálogo y tiempos de oración, compartiendo sus inquietudes misioneras y su interés por la labor de los misioneros.

“Cristo ha resucitado, Pedro también, las mujeres también y salieron a contarlo… Nosotros también tenemos que resucitar, siendo el alma de los servicios de animación misionera”, manifestó al comienzo del encuentro el director nacional de Obras Misionales Pontificias, Anastasio Gil.

Este año el Encuentro Misionero ha sido inaugurado por el nuevo presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y de Cooperación con las Iglesias, Mons. Francisco Pérez González, Arzobispo de Pamplona, y lo ha clausurado ayer domingo el Secretario General de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo.

Entre los participantes al encuentro asistió el grupo llegado de la diócesis de Ourense, nueve jóvenes junto con el Delegado de Misiones. El matrimonio Gabriel y Ledicia participaron en una mesa redonda compartiendo su experiencia de luna de miel en la misión del Alto Solimoes del Brasil junto a su obispo misionero, Mons. Adolfo Zon, que los acogió en su misión, durante mes y medio.

La delegación de Misiones de Toledo ha participado también, como suele hacerlo desde hace catorce años. “Ha sido un encuentro en el que han intercambiado sus experiencias misioneras, fortaleciendo su implicación en la misión y adquiriendo dinámicas de animación misionera, para insertarlas y utilizarlas en sus respectivas diócesis”.

Durante el encuentro se han intercalado presentaciones de experiencias diocesanas misioneras, reflexiones y dinámicas, el testimonio del misionero javeriano Jesús Calero, el reportaje de la misionera Isa Solá y un homenaje por su entrega hasta que fuera asesinada en Haití, además de contar con una mesa redonda sobre compromiso misionero, Javier López Frías, de la Fundación Ahoringa Vuelcapeta de Granada, y Dara O’Brien, de la Fraternidad Misionera Verbum Dei.

El sacerdote Dara O'Brien ha sorprendido con su testimonio y sencillez a todos los participantes. En 1998, mientras trabajaba en capellanía del Colegio de Cabintelly de Dublín, le fue diagnosticada esclerosis múltiple. En México, y mientras recibía tratamiento, continuó su misión. El propio Dara O’Brien señalaba que él participa de otro modo en la misión, porque “el 99% de la misión es testimonio” y es lo que hace ahora, ofreciendo su testimonio misionero y cómo lo vive con esclerosis múltiple. Además ha repetido en varias ocasiones las palabras alegría y sonrisa, afirmando que “cargando la cruz, con esperanza, puedo ayudar dando el testimonio con mi sonrisa”.

También Isabel Ferrer y Xisco Veny dieron su testimonio misionero. Hace poco más de un mes se fueron al norte de Perú, a una localidad llamada Pueblo Nuevo. Contaron que salieron del aeropuerto de Son Sant Joan con las maletas llenas de material escolar y con la intención de dar apoyo a las Hermanas Teatinas Misioneras, mallorquinas que llevan años desarrollando proyectos de desarrollo en ese pueblo de Perú.

“La idea inicial era participar en un proyecto con menores, pero lo que no nos esperábamos era que las lluvias de este año fueran acompañadas del fenómeno del niño, y descargaran grandes cantidades de agua sobre el lodozal, inundando las calles de agua y fango”, explicaron.

Como si fuera cosa del destino ellos estaban allí para dar apoyo en la tragedia que estaba sufriendo el país en ese momento. Contaron sus experiencias, la lucha contra el agua y contra los mosquitos que se contaban de cien en cien. Han contado y expresado su satisfacción y gratificación final de una experiencia dura pero positiva.

Por último, el domingo 23 de abril se dedicó a la reflexión tomando como base la homilía del Papa Francisco a los jóvenes en la Misa de Clausura de la JMJ en Croacia, en la que comentaba las tres tentaciones que tiene Zaqueo y que están impidiendo el encuentro con Jesús. Se quiso dar respuesta a estas tentaciones paralizantes con el testimonio de tres misioneros.

También intervino el director del Departamento de Juventud de la Conferencia Episcopal Española, Raúl Tinajero, sacerdote muy cercano a los jóvenes por su experiencia en encuentros y celebraciones y que les habló sobre la pastoral juvenil.
OMPRESS-MADRID (24-04-17)